jueves, 27 de agosto de 2015

Del Libro Rojo de Jung

Del Libro Rojo de Jung


Sólo los poetas entenderán lo que digo.
Jung

Pronuncias la palabra mágica y lo ilimitado se conjura en lo finito. Por eso los hombres buscan y crean palabras.
...

Quien rompe la muralla de la palabra derriba dioses y profana templos.
...

Una palabra nueva es un Dios nuevo para un hombre nuevo.
...

"Cada palabra puede tener un efecto engendrador en tu espíritu. 
...

Honra la oscuridad como a la luz, así iluminas tu oscuridad.


Que el espanto se torne tan grande que el ojo de los hombres pueda volverse hacia el interior.

Cuando comprendes la oscuridad, ella te captura. Ella te sobreviene como la noche con sombras azules e incontables estrellas brillantes. El silencio y la paz te sobreviene cuando comienzas a comprender la oscuridad. Sólo quien no comprende la oscuridad teme a la noche. Mediante la comprensión de lo oscuro, lo nocturno, lo abismal en ti, te vuelves totalmente simple. Y te dispones a dormir como todos durante milenios, te duermes bajo el regazo de los milenios y tus paredes resuenan con antiguos cánticos de templo. Pues lo simple es lo que fue siempre. El silencio y la noche azul se extienden sobre ti mientras tú sueñas en la tumba de los milenios.

Bienaventurado el que está en la oscuridad, pues el día está encima de él.


Hay sueños antiquísimos de la humanidad, uno nunca puede escapar de ellos.
...

Y algunas frases que son más que frases, plegarias:

Oh, madre piedra, yo te amo, aquí estoy tendido, acurrucado a tu cálido cuerpo, tu hijo tardío, Bendita seas tú, madre primordial.

Ingresé en la muerte interior y vi que el morir exterior es mejor que la muerte interior. Y decidí morir exteriormente y vivir interiormente. Por eso me alejé y busqué el lugar de la vida interior.


Nota de Jung en sus borradores:
"Todo tipo de cosas me conducen tan lejos de mi ciencia, a la que creía estar firmemente suscrito. A través de ella quería servir a la humanidad y ahora, alma mía, me conduces a estas cosas nuevas. Sí, es el mundo intermedio, sin caminos, tornasolados en múltiples formas. Olvidé que he llegado al mundo [del alma] […] a saber que ella conoce mejor su propio camino y que ninguna intención podría proscribirle un camino mejor" 

domingo, 23 de agosto de 2015

Litterae

¿De qué trata Litterae?
De la palabra y sus obsesivos merodeadores...




Litterae, un recorrido en tono poético por los temas que rondan la palabra humana, estancias que fundan sus cimientos a partir de intuiciones, o que surgen armados con la signatura tenaz de repentinas certezas; investigaciones que, no obstante ser muy extensas, terminan amparándose en una sola frase y condensando todo su caudal verbal en la brevedad y "bravedad" aforística. 

Roberto García (editor), Yolanda Michel (pintora), Yolanda Ramírez Michel (autora)

Litterae tal vez sea un pretexto para dejar en fragmentarias voces un obsesivo amor por la palabra, y un celo intenso ante la responsabilidad que presiente el "mensajero". Homenaje a lo que en determinada circunstancia salva al hombre del silencio, aun cuando ese silencio roto provoque terribles sentencias.
Litterae, para reconocerle al VERBO su poder creador.





Algunas palabras de Monena Orozco en torno a Litterae:

Yolanda Michel, pintora.


Litterae, como ejercicio poético, trae al presente lo ancestral, y al mismo tiempo nos devuelve a la magia de lo cotidiano. Permite que toquemos auditiva y visualmente algunas circunstancias… nos “atrapa”, pero en ese atrape somos en realidad  liberados para redimir añoranzas por asociación evocativa.
Litterae y sus apartados temáticos, nos sacan del espacio-tiempo, traspasamos el umbral mental y semántico.
Su profunda inmersión en la mitología nos lleva, aunque no queramos, al otrora mundo que vivimos remotamente en nuestra infancia, por más represión social padecida, ese mundo sigue intacto, se niega a morir.

En Litterae encontramos las huellas del poeta, y del libro, del silenciamiento arbitrario de la palabra (p. 43); leemos que la palabra es concepción  (p. 63), y encantamiento... y también es madre en tanto crea y da a luz (p. 63)… también trata de las matemáticas, álgebra y geometría como lenguas también humanas, también divinas (p. 71) aparece Babel y lo que nos hereda (p. 75). Vemos convivir erotismo (p. 79) y misticismo (p.31).

Litterae está dividido en nueve apartados temáticos: el poeta, la poesía, la escritura, el libro, la lectura, las lenguas, la oralidad, los formatos para escribir, y lo que la escritura trasciende.



Ciertamente Litterae está lleno de imágenes poéticas, y también de imágenes pictóricas: espirales y volteretas sobre un paciente receptáculo blanco y plano; trazos que, con mucho de rupestres, nos conectan con lo tribal, con nuestras raíces más profundas, con la tierra misma que nos nutre, con el inconsciente colectivo, con lo simbólico de las raíces sacro humanas. Y todos estos giros de un pincel cargado de agua y tinta, evoca la conexión con oriente, con el Zen, sutiles trazos que permiten intuir el contenido de la obra..



Ilustraciones Yolanda Michel
Aquí te dejamos un video con imágenes y más de Litterae:






sábado, 15 de agosto de 2015

Libro Rojo y Literatura.


Puntos donde el Libro Rojo contacta con la vocación poética de un escritor:


Z) Su calidad literaria. 
El Liber Novus (otra manera de llamar al libro) es un glorioso encuentro con la palabra."El astro de tu nacimiento es una estrella errante y en transformación." 


En el Libro Rojo abundan las fórmulas poéticas, el lenguaje que utiliza no parece pertenecer a un científico, sino a un mago. Hay figuras literarias, diálogos y descripciones excelsas, Jung era un poeta nato. 


 Z) Creación de personajes. 
A partir de la fórmula científica con la que nombró algunos de sus descubrimientos, como por ejemplo las "realidades psíquicas",  Jung desarrolla personajes muy poderoso, en tanto están vivos dentro de él mismo.

Z) Compromiso de la propia realidad y vida en la escritura. 
Si analizamos la vida de los autores que han trascendido encontramos que todos se involucraron con sus obras, involucraron su vida en su obra, y su obra en su vida, permitieron que la obra los viviera. Así Jung. 

Z) Desarrollo de la fantasía personal a favor de la gnosis. 
Los autores que han impactado al mundo siempre han desarrollado a la par la historia y la gnosis, en todo clásico encontramos frases de sabiduría profunda que a veces se están en la memoria más que la historia misma. Así Shakespeare: "Hay más cosas en el cielo y en la tierra de las que puedes comprender con tu filosofía, Horacio."  

Z) Estructura. 
Una de las bases de toda obra literaria es su estructura, el armar el edificio de nuestras palabras en una estructura sólida por la que el lector avance según nuestros planes, o nuestras sorpresas. La estructura del Liber Novus es trinitaria y mandálica, diseñada así para la entrada al laberinto interior. El escritor debe diseñar sus estructuras en concordancia con sus intenciones.

Z) Fuerza mítica. 
¿Por qué el Fausto, Don Quijote, Romeo y Julieta, y tantos otros, son personajes afincados en el imaginario colectivo? Por su fuerza mítica. Jung maneja la sustancia mítica como un artesano ejemplar. El Liber Novus está lleno de personajes míticos y por medio de ellos Jung desarrolla una mitología personal.
Z) Literatura per se. 
No hay moralisimo, sino sabiduría profunda, incluso de shock. No hay lugares comunes mentales. Se exploran paradojas que alertan al lector a buscar en la profundidad, 

Z) No hay distancia entre el lector y el escritor. 
En el Libro Rojo nos encontramos tan a gusto como en nuestros sueños. Así cómo en su vida Jung acortó la distancia entre sus pacientes y él -eliminado las etiquetas de enfermo y médico, llevando a sus pacientes a un terreno de confianza-, así en el libro, el hecho de que él se permita experimentar la locura por medio de la palabra escrita nos da confianza a los escritores para hacer lo mismo (volveros locos, sólo un poco) y a los lectores también.  

Z) Integración de otras disciplinas. 
Jung nos presenta un texto integrador, siendo científico se permitió la fantasía, el escritor igualmente debe integrar todas las disciplinas que pueda a su literatura, igual que los sabios de antaño, el filósofo griego integraba todas las ciencias en su ciencia del pensar; en tanto un escritor integre el mundo hablará realmente del mundo. 

 Z) Creación de gestas interiores. 
La literatura es en el fondo y siempre una alegoría de gestas interiores. Si un texto no logra dar el salto hacia la alegoría interior no ha alcanzado la dimensión que la literatura exige a sus criaturas. Toda gesta interior procura mutaciones ontológicas.  

Z) Involucra el Amor al libro. 
El Libro Rojo en tanto objeto muestra el amor que Jung tenía por el libro como objeto mágico y poderoso. Su génesis misma es un homenaje de amor al libro. El escritor que no AMA los libros, difícilmente logrará hacer que otro AME sus libros.  

 (¿Alguien se preguntó por qué usé una "Z" para indicar los rubros?, piensen en esto ¿nos preguntamos por qué son así las cosas extrañas, o las dejamos ser, seguimos adelante, y en determinado momento olvidamos que están ahí?)

viernes, 14 de agosto de 2015

Más consejillos para los que quieren escribir

Consejillos que pueden (o no) seguir.
Imagen de Matteo Arfanotti

Para escribir un cuento o una novela de carácter elemental, van estos puntos:

1. A la hora de describir.
Cuando describas situaciones que deseas que queden claras y fijas en la mente del lector, usa palabras más bien conocidas.Evita las expresiones y palabras rimbombantes en los momentos de más tensión, distraerían a tu lector de lo que de verdad quieres contar, las expresiones "barrocas" y sobrecargadas suelen ser el pan de cada día de los escritores que apenas inician su proceso, al entrar al mundo de la palabra todos nos "engolosinamos con el lenguaje".

2. En los diálogos.
Cuando pongas a tus personajes a hablar utiliza expresiones naturales, si es necesario que las modifiques por eufonía o por marca de personalidad, hazlo, Rulfo hizo hablar a sus personajes con un tono poético que la gente a la que imitó no tienen realmente, pero lo hizo con maestría, si aún no tienes tal maestría intenta fórmulas reales, naturales y simples.

3. Figuras literarias y otros decorados.
Usa la retórica sólo cuando sea exclusivamente necesario (la retórica son las figuras literarias que adornan un texto), el justo medio radica en colocar la figura literaria cuando es un oasis en el desierto y no cuando es otra fruta más en un mercado atiborrado de gente (eso que hice fue una figura literaria).

4. Cuida el uso de sinónimos, algunas veces es bueno, otras veces confundirás al lector.
Si has dicho rojo en primer lugar, no utilices luego colorado, encarnado o bermejo. Habrá otras ocasiones en que sí, usa sinónimos, para eso están. Es delgada la línea que divide cada una de las posibilidades, tendrás que dedicarle horas y atención, pero eso no es tortura, si eres un verdadero escritor eso es lo que amas, uno puede pasar horas buscando la palabra adecuada, es un extraño placer que sólo nosotros compartimos.

5.- Narrador.
Recuerda que el narrador es la máscara que usa el autor para contarnos la historia. Cuida tus palabras, que sean fieles a la máscara elegida, si es un narrador omnisciente, pues, lo sabe todo. A efectos de este tema te recomiendo el video que he subido en este rubro.
Algunos narradores no lo saben todo, el que lo sabe todo sólo es el narrador omnisciente (y a veces ni ése). La realidad es precisa, pero la memoria no. Da fuerza al texto no recordar del todo lo que uno cuenta.

7. No expliques demasiado los hechos
¿Acaso piensas que tu lector es tonto? explicar demasiado lo hará sentir tonto, y lo cansará, digo, supongo que tu lector es inteligente...

8.- De las palabras, sus matices y su abundancia.
Usa las palabras con exactitud, si es mejor decir "alegó" en lugar de decir  solamente "dijo", úsalo, es un matiz del verbo "decir" que le da poder. Eso es importante, los matices.
Cuida no saturar tu texto, hoy por hoy los lectores agradecen la concisión, vivimos en un mundo que se ha tragado el tiempo, y para leer hemos de robar el tiempo a otras actividades, imagina si tus frases van a estar ahí en la vida de tu lector quitándole el bello tiempo que te está dando de tan buena gana, no uses a tu lector para alimentar tu ego y hacerlo que te lea como si le estuvieras entregando las tablas de la ley, sólo le entregas una historia. Y hay por ahí tantos Clásicos que él no ha leído, debes pulirte para ser digno del oficio. No digas lo que sienten los personajes, muéstrale al lector lo que sienten por medio de escenas o acciones.
Y LEE, por encima de todo LEE, a los Clásicos LEE, poesía LEE, aunque no pienses ser poeta, la poesía entrega recursos invaluables, muchos narradores nos cuentan que leen poesía, además, te lo agradecerá tu alma.

Aquí hay más videos que pueden ayudar, y no olvides acercarte a nuestros talleres





viernes, 7 de agosto de 2015

Cómo leer el Libro Rojo de Jung


Lo primero sería que no leyéramos con ningún tipo de exigencia intelectual, ni prisa, ir hacia el Libro Rojo requiere de una paciencia y un tiempo especiales, y una cualidad de líquido… el libro es verdaderamente un reino dimensional que puede operar la liberación de nuestra magia, pero si nos acercamos a él exigiendo la revelación, ésta se evade.
Lo primero para acercarte al Libro Rojo es volverte sangre que fluye por los renglones, dejar de ser un ser pensante para ser un ser "sintiente".
En este libro Jung explora a la manera de un científico un reino sagrado, y el reino lo primero que le pide es que deje su piel de científico y entre directamente al templo como un hombre.
En las siguientes palabras de Jung descubrimos cuánto le debe haber costado despojarse de esa capa protectora, al leer el Libro Rojo pensaríamos que Jung estaba familiarizado con la fantasía… por eso sus palabras nos sorprenden:
"Permitir que hubiera fantasía en mí mismo tuvo el mismo efecto que el que se produciría en un hombre que llegara a su puesto de trabajo y encontrara todas sus herramientas volando a su alrededor y las viera hacer cosas independientemente de su voluntad."
El género del Libro Rojo es un híbrido que no permite clasificaciones, aunque nos encontramos abundantes secuencias dialógicas, género destacado en la filosofía occidental (en 387 d. C San Agustín en sus "Soliloquios" utiliza el diálogo entre él y la Razón). En el libro Rojo igualmente Jung conversa con sus realidades psíquicas, con los personajes de su errancia interior, personajes que se le presentan para fomentar el diálogo, y hacerlo descubrir la otredad propia.
Estas imágenes que aparecen ante Jung son producto del inconsciente, no del yo; y como realidades "independientes" (independientes de su yo social, del yo cerrado en los perfiles de su nombre y su historia) se presentan a Jung, son voces de "otros", son personajes, máscaras de sí mismo,  aunque son otros, son también su propia voz, algo tan común al oficio del escritor, tan común. El escritor se adueña de esta estrategia narrativa, y deja que sus personajes tomen el control, el escritor crea sus realidades psíquicas y se aleja de ellas, como Jung. Tal vez por ello la literatura sana, redime, aunque no sea una de sus funciones, es una de sus consecuencias.

El arte y la ciencia que se derivan del Libro Rojo (arte porque los párrafos son extensos poemas en prosa, propuestas filosóficas bajo el ornato de una estética desgarradora; y ciencia en tanto el estudio del Libro Rojo desvela a los seguidores de Jung las razones profundas de sus presupuestos científicos) no son más que sirvientes del espíritu creativo, que es el que debe ser servido. Ese espíritu creativo es el móvil interior de ambas disciplinas, no es su objeto de estudio, sino la fuente de vida.

Tipos de narrador en una historia. Parte 2

¿Quieres saber por qué es importante tomar en cuenta al narrador? Aquí te compartimos dos videos acerca del tema.