jueves, 27 de agosto de 2015

Del Libro Rojo de Jung

Del Libro Rojo de Jung


Sólo los poetas entenderán lo que digo.
Jung

Pronuncias la palabra mágica y lo ilimitado se conjura en lo finito. Por eso los hombres buscan y crean palabras.
...

Quien rompe la muralla de la palabra derriba dioses y profana templos.
...

Una palabra nueva es un Dios nuevo para un hombre nuevo.
...

"Cada palabra puede tener un efecto engendrador en tu espíritu. 
...

Honra la oscuridad como a la luz, así iluminas tu oscuridad.


Que el espanto se torne tan grande que el ojo de los hombres pueda volverse hacia el interior.

Cuando comprendes la oscuridad, ella te captura. Ella te sobreviene como la noche con sombras azules e incontables estrellas brillantes. El silencio y la paz te sobreviene cuando comienzas a comprender la oscuridad. Sólo quien no comprende la oscuridad teme a la noche. Mediante la comprensión de lo oscuro, lo nocturno, lo abismal en ti, te vuelves totalmente simple. Y te dispones a dormir como todos durante milenios, te duermes bajo el regazo de los milenios y tus paredes resuenan con antiguos cánticos de templo. Pues lo simple es lo que fue siempre. El silencio y la noche azul se extienden sobre ti mientras tú sueñas en la tumba de los milenios.

Bienaventurado el que está en la oscuridad, pues el día está encima de él.


Hay sueños antiquísimos de la humanidad, uno nunca puede escapar de ellos.
...

Y algunas frases que son más que frases, plegarias:

Oh, madre piedra, yo te amo, aquí estoy tendido, acurrucado a tu cálido cuerpo, tu hijo tardío, Bendita seas tú, madre primordial.

Ingresé en la muerte interior y vi que el morir exterior es mejor que la muerte interior. Y decidí morir exteriormente y vivir interiormente. Por eso me alejé y busqué el lugar de la vida interior.


Nota de Jung en sus borradores:
"Todo tipo de cosas me conducen tan lejos de mi ciencia, a la que creía estar firmemente suscrito. A través de ella quería servir a la humanidad y ahora, alma mía, me conduces a estas cosas nuevas. Sí, es el mundo intermedio, sin caminos, tornasolados en múltiples formas. Olvidé que he llegado al mundo [del alma] […] a saber que ella conoce mejor su propio camino y que ninguna intención podría proscribirle un camino mejor" 

No hay comentarios:

Publicar un comentario