Sesión de Escritura Creativa con el Libro Rojo de Jung

Porque ensayamos formas nuevas de decir lo mismo.


La literatura es un alimento sobrenatural.
El inconsciente es como una gran matrix... donde se generan las bases de los procesos creativos.
En ese reino se producen cosas que el Yo no produce, (entendido ese Yo como la persona que tiene mi nombre y mi historia, pero que no me contiene en todo lo que soy hondamente), de ese sitio es de donde abrevan los artistas el alimento sobrenatural para nutrir su obra. El escritor trascendente necesita comprometerse con su conciencia, descubrir el alma selvática que lo alimenta y a la que tanto ansiamos reprimir... la experiencia onírica asumida trasforma la vida. La experiencia onírica revela que las "realidades psíquicas" a las que alude Jung y el surrealismo son formas de acercarnos a una realidad superior. Salir de la realidad "comunitaria" donde todos vemos lo mismo, para compartir la realidad interior. Porque el mundo cuelga de un hilo... ese hilo es la psique, todo sucede primero ahí, de ahí parte. Asumir la psique a través de la escritura, volver la literatura el reino donde se dialoga con ella. Porque casi siempre actuamos en atención principal del mundo exterior, sometiendo al Hombre Verdadero, haciendo que este HOMBRE VERDADERO que somos se adapte a las circunstancias externas, y entonces lo enjaulamos, y lo limitamos a esa realidad comunitaria, ortodoxa... porque las fantasías pertenecen a los locos o a los niños.
Pero... las fantasías  tienen su propia realidad, la fantasía no es igual a nada,  es una revelación de otro reino cuyos cimientos están en la psique.
Las imágenes que se generan, ya sea por medio de los sueños o de los procesos creativos que buscan liberar al hombre de la censura de lo aparentemente real, son los enunciados del proceso mitológico interior.
La capacidad de conocer desde todos los niveles de nuestro ser nos viene de nuestra condición de homo artistas, la ciencia (que se asienta en lo "real") no le puede dar al hombre lo que le dan el mito y la poesía, la literatura, la pintura, el arte en general. El símbolo es todo estímulo capaz de trasladarnos del plano de lo meramente fenomenológico (esa realidad comunitaria) al "otro plano" a la "otra orilla", el hombre requiere urgentemente reactivar los mecanismos que harán ingrávido lo grávido...
Porque nuestro cerebro sí que tiene la capacidad para captar otras realidades... porque si la ciencia es una red por medio de la cual "atrapamos" la realidad", esa red tiene bastantes fugas... el cerebro tiene capacidades para generar redes más finas. Vamos por ello, para una escritura que genere el "suprasentido".

Comentarios

Entradas populares