martes, 31 de marzo de 2015

Autobiografías egóticas


Taller Biográficas...

Autobiografía
Algunos puntos a tomar en cuenta, o no.

El ego
Hay grandes riesgos en el género autobiográfico. La mayoría piensan que si escribieran su vida sería un best seller mudial, esto suele suceder porque los buenos amigos, el terapeuta o algún contertulio que nos haya escuchado referir nuestros trances vitales lo soltó un día  como la gran idea y dentro de nosotros hubo una tierra fértil para que creciera aquel sueño. Algunas veces la intención de escribir la vida es más o menos válida: dejar un legado familiar o social, sanarnos por la escritura (que sí sucede); pero otras veces la intención está tan enturbiada por la necesidad de atención, esta urgencia psíquica se manifiesta por actitudes narcisistas o megalomanía -y lleva las de perder- (detectar en una historia que el ego de alguien nos usa para entronizarlo chocan automáticamente a cualquier lector), algunos creemos que nuestra vida es una Gran Novela  (y qué bueno, yo no digo que nuestra vida no lo sea), no obstante en literatura hay otras reglas para ganar a los lectores a nuestra causa, ahí, hasta la vida más gris puede convertirse en obra maestra, ya lo hizo Clarice Lispector (en La hora de la estrella Lispector desarrolla un personaje que nos impacta a partir de atender la vida de la mujer más gris que uno puede imaginar, con un lenguaje exacto hace que aquello se convierta en literatura, su intención no fue de ningún modo seguir el género biográfico, pero me sirve el ejemplo para que quede claro que con la manera adecuada de contar, cualquier vida es CONTABLE). Lo  cierto es que los que desean escribir su biografía no piensan para nada que su vida sea gris, más bien tienen la íntima seguridad de que si lograran escribir su vida, ésta maravillaría al mundo. Algunos ya lo han echo y se sorprenden de que su libro no sea vanagloriado como ellos mismos lo hacen, culpan al sistema editorial, a los lectores, a los agentes, a las complicaciones burocráticas de las librerías... pero no echan una miradita al verdadero responsable: su ego.
De ahí quiero partir para aconsejar a los que están escribiendo su biografía.
¡No!, nuestra vida, por mágica y maravillosa o tremendamente trágica que EN REALIDAD SEA no es garante literario, y puede caerse sin las palabras y las formas adecuadas, si no sabemos contar aquello que nos sucedió, aquello que vivimos, que sentimos, que pensamos, que sufrimos... nada de nada atravesará el papel, ni llegará a conmover ni interesar a los lectores.
-¿Por qué...? si la vida de fulano fue tan extraordinaria, ¿por qué contar aquello no es garantía?
-Porque la palabra es un sistema mágico que tiene que ver mucho más de lo que uno podría creer, con realidades INTERIORES, y no sólo ni sobre todo con circunstancias exteriores, las realidades del mundo tangible son las superficies por las que se cuela nuestro mundo interior, pero lo protagónico de fondo no es el mundo exterior donde realizamos nuestras hazañas, el verdadero protagonista de cualquier vida es el ser interior...
Además, cualquier recurso para contar la vida, no debe usarse sólo o sobre todo para contar los gozos, sino más, mucho más, para contar cómo se atravesó el túnel, el terror, el miedo. Las glorias están a la vuelta de la página del periódico, y en las portadas de revistas comerciales, y son para lectores sencillos que no le piden mucho a la palabra (tampoco le dan mucho), leen para divertirse e informarse de los lances mediáticos, no para sentir.
Nosotros vamos por lo que en realidad todo lector quiere (aunque no lo sepa), SENTIR, CONOCER DESDE LO PROFUNDO, que lo contado impacte con su fuerza, que saque una lágrima, que enchine la piel...


En este blog te estaré compartiendo algunos trucos para ello, y de paso verás que ésta, la de escribir la vida, es la aventura más extraordinaria, (por supuesto, si no dejas a tu ego intervenir en el cuento).

Biográficas es un taller diseñado para apoyar esta tarea. Podrás hablar de lo extraordinaria o dolorosa que es tu vida, pero, lo harás desde una plataforma segura: la literatura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tipos de narrador en una historia. Parte 2

¿Quieres saber por qué es importante tomar en cuenta al narrador? Aquí te compartimos dos videos acerca del tema.